Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

La puja distributiva en el origen de la crisis – Tiempo Argentino | Es tiempo de un diario nuevo.

Anuncios

Read Full Post »

Socióloga Esther Pineda G.
estherpinedag@gmail.com

En la sociedad de la que formamos parte tradicionalmente la música ha sido puesta al servicio de los imperios y los intereses de explotación y comercialización de la burguesía que controla el mercado discográfico, teniendo como función social la transmisión y difusión de la ideología capitalista; es en este contexto que la propuesta musical del grupo puertorriqueño Calle 13 encabezado por “Residente” René Pérez Joglar se presenta como novedosa puesto que rompe con los convencionalismos de la industria.

Ahora bien, la música como fenómeno social no se encuentra desvinculada de los factores políticos, sociales y culturales del momento histórico específico en que emerge, como tampoco se encuentra divorciada de las experiencias e intereses de quienes la producen y la consumen, por ello, jugará un papel fundamental la actitud, personalidad, pero sobre todo las concepciones políticas y visión del mundo de estos(as), elementos en su conjunto que ejercerán una significativa influencia en el proceso de reproducción o desarticulación de la ideología dominante y la visibilización de las transformaciones sociales.

Yo uso al enemigo a mí nadie me controla
Le tiro duro a los gringos y me auspicia coca cola
De la canasta de frutas soy la única podrida
Adidas no me usa, yo estoy usando adidas
Mi estrategia es diferente, por la salida entro
Me infiltro en el sistema y exploto desde adentro.
(Calle 13, 2010: N° 15 Calma pueblo)

Es de acuerdo a ello que para Calle 13, la música ha sido definida como un mecanismo de ruptura con el modelo mecanicista y alienante que propone y exige el sistema como expectativa de vida a los(as) individuos(as) que forman parte de la sociedad, al mismo tiempo que a partir de la música habrán de promoverse valores como la libertad y la autodeterminación.

La renta, el sueldo, el trabajo en la oficina
Los cambie por las estrellas y por huertos de harina
Me escape de la rutina para pilotear mi viaje
Porque el cubo en el que vivía se convirtió en paisaje.
(Calle 13, 2010: N° 4 La vuelta al mundo)

Sin embargo, la producción musical por sí misma no supone un acto de emancipación, por el contrario deberá darse en dicho escenario una escisión con el modelo tradicional de producción musical, y las nociones que de ella se tienen; en este contexto se hará necesaria la trascendencia en cuanto a la concepción de la música como objeto de placer, disfrute, recreación y elevación de los sentidos, como mercancía de consumo, siendo necesaria su redefinición como un mecanismo para la divulgación de reflexiones y el rescate de la voz de los(las) oprimidos(as), es decir, la música como espacio para la crítica, el pensamiento contra hegemónico y la transformación social.

Sería muy fácil para mí escribir un bolero
O hacer un video rapeando encima de un velero
Con mujeres en pelotas acariciándome los huevos
¿Sacrificar mis ideales pa venderte un disco nuevo?
(Calle 13, 2010: N° 9 Digo lo que pienso)

En la apuesta musical de Calle 13, los ritmos y la fusión de géneros musicales se presentan como vehículo conductor del recurso fundamental de esta propuesta, el cual será sus letras incisivas, satíricas, capaces de acompañar las transformaciones sociales que emergen en este momento histórico, y la transmisión de valores, mensajes y simbologías capaces de expresar los intereses y necesidades del colectivo, desechando el lenguaje elitesco, mediante su manifestación desde el lenguaje común, callejero y cotidiano de los(as) individuos(as).

Aquí no hay armas, yo me la juego inteligente
Siempre digo lo que pienso
Con dos palabras puedo tumbarte un par de dientes
(Calle 13, 2010: N° 9 Digo lo que pienso)

El contenido de estas letras tendrán como propósito la crítica y cuestionamiento de los condicionamientos sociales, la represión ejercida contra los(as) sujetos(as), como así mismo, la afirmación de la identidad, y el establecimiento de la rebelión como mecanismo generador de autonomía y resistencia de los seres sociales frente a los intentos de dominación de sectores conservadores.

Esto se trata de ser indisciplinado por un día
Los incomprendidos del nuevo testamento
Tenemos nuestras reglas, nuestros propios mandamientos
(…)
Nos quieren controlar como a control remoto
Pero la autoridad no puede con nosotros
(Calle 13, 2010: N° 6 Vamos a portarnos mal)

Además de ello, estas letras se caracterizarán por la crítica y sanción del status quo, los valores construidos y operacionalizados según intereses específicos y la influencia negativa y perjuiciosa del modelo económico, político y cultural capitalista y en consecuencia los condicionamientos sociales por este introducidos en la vida de las personas y la cotidianidad.

En esta vida me castigaste
Me robaste el tiempo, me re-cagaste.
(Calle 13, 2010: N° 13 Prepárame la cena)

Explicando, describiendo y denunciando las inequidades del sistema social, entre ellas, desenmascarar a la iglesia, la corrupción y manipulación que la ha caracterizado, y el uso de la fe como instrumento de dominación-explotación.

No me hablen de carteles ni de los sopranos
La mafia más grande vive en el vaticano
Con el truco de la fe se cogen a la gente
Se cogen a cualquiera que piense diferente
(Calle 13, 2010: N° 15 Calma pueblo)

Así mismo, la música de calle 13 no estará dirigida a satisfacer los intereses de las elites y su consumo, por el contrario, tendrán como campo de acción promover la toma de conciencia en los(as) individuos(as) sobre las estructuras que los(as) oprimen, visibilizando las experiencias del colectivo y las desigualdades de clase manifiestas en las relaciones sociales establecidas en el contexto de una sociedad mediada por el capital, que limita, separa y restringe la libre interacción y vinculación de los(as) sujetos(as).

Tú eres clase alta… yo clase baja
Tú vistes de seda y yo de paja
(…)
Tú tomas agua destilada y yo agua con microbios
Tú la vives fácil y yo me fajo
Tú sudas perfume y yo sudo trabajo
Tú tienes chofer, yo camino a patas
Tú comes filete y yo carne de latas
(Calle 13, 2010: N° 3 El baile de los pobres)

Calle 13 se diferenciará de otras propuestas musicales de la actualidad por el tratamiento de una diversidad de temáticas y situaciones, estableciéndose como agente de cambio, visibilizando las sociopatías y enfermedades que aquejan el cuerpo social, como el tráfico de armas, el crimen y la guerra, en abierto rechazo y denuncia de una estructura política y social corrupta, viciada, excluyente y opresora.

Sería inaccesible que alguien te mate
Si cada bala costara lo que cuesta un yate
Tendrías que ahorrar todo tu salario
Para ser un mercenario habría que ser un millonario
Pero no es así, se mata por montones
Las balas son igual de baratas que los condones
Hay poca educación hay muchos cartuchos
Cuando se lee poco se dispara mucho
Hay quienes asesinan y no dan la cara
El rico da la orden y el pobre la dispara
(Calle 13, 2010: N° 5 La bala)

Pero además de ello esta agrupación será reconocida por su latinoamericanismo, críticos(as) del genocidio y latrocinio al que fue sometido el pueblo de América Latina en el pasado por las colonias europeas, como también la agresión, despojo e invasión desplegada en la actualidad por los imperios, principalmente el norteamericano.

Soy… soy lo que dejaron
Soy toda la sobra de lo que se robaron
(…)
Soy una fábrica de humo
Mano de obra campesina para tu consumo
(…)
Soy América Latina
Un pueblo sin piernas pero que camina
(Calle 13, 2010: N° 7 Latinoamérica)

Sin embargo, el énfasis no estará puesto solo en los aspectos negativos de la experiencia latinoamericana, sino en el rescate de la cultura originaria, la exaltación y vindicación de la fuerza, el potencial, los afectos y valores de un pueblo históricamente oprimido, la resignificación de la latinoamericanidad y la incidencia en la producción, transmisión y difusión de un pensamiento ideológico y revolucionario.

Trabajo bruto, pero con orgullo
Aquí se comparte… lo mío es tuyo
Este pueblo no se ahoga con marullos
Y si se derrumba yo lo reconstruyo
Tampoco pestañeo cuando te miro
Para que te acuerdes de mi apellido
La operación condor invadiendo mi nido
Perdono pero nunca olvido
Vamos caminando
Aquí se respira lucha
Vamos caminando
Yo canto porque se escucha
Vamos dibujando el camino
Estamos de pie, vamos caminando
Aquí estamos de pie
(Calle 13, 2010: N° 7 Latinoamérica)

Discografía

Calle 13 http://www.lacalle13.com/

Calle 13 (2010) “Entren los que quieran”
Tema número 3 Baile de los pobres
Tema número 4 La vuelta al mundo
Tema número 5 La bala
Tema número 6 Vamos a portarnos mal
Tema número 7 Latinoamérica
Tema número 9 Digo lo que pienso
Tema número 13 Prepárame la cena
Tema número 15 Calma pueblo versión editada

Read Full Post »

Socióloga Esther Pineda G.
estherpinedag@gmail.com

“La sociedad no se compone de individuos aislados e independientes sino de familias” (Cicchelli, 1999, p. 40), esta familia a su vez, puede ser definida como aquella forma de organización y unidad socio-cultural de tipo cerrada (Weber, 1922) mantenida por vínculos consanguíneos o no, fundamentada en el proceso de apareamiento y reproducción (Berghe, 1979), orientada a la satisfacción sexual, afectiva y económica (Linton, 1936) (Malinowski, 1948) (Spencer, 1851) que asegura la crianza y educación de sus miembros y en la cual existe una comunidad de servicios; (Castellan, 1982) (Ackerman, 1994) (Minuchin, 1979) unidad que se ve reforzada o legitimada por prácticas de coacción, interacción, (Berghe, 1979) e intercambio (Durkheim, 1893) entre los individuos que la constituyen y la cual radica en el hogar, es decir, supone la convivencia bajo un mismo techo, en la cual como espacio plural común, el individuo va a tener contacto directo con el mundo, sus disposiciones, deberes y derechos, criterios morales, prejuicios, entre otros.

Esta familia desde el funcional-estructuralismo, es concebida como la principal correa de transmisión para la difusión de normas culturales, pues la familia se erige como mecanismo de transmisión transgeneracional por excelencia, sin embargo, existirá una constante relación recíproca y transversal entre ésta y los diversos agentes socializadores. La familia va a direccionar nuestra relación con las instituciones sociales y a su vez dichas instituciones y agentes socializadores externos, van a regular el orden interactivo entre los miembros de la familia, sus roles y valoración, más específicamente entre hombre y mujer.

No obstante, la familia, habrá de organizarse como institución anacrónica, heterodesignada, sexista, homofóbica, falonarcicista, y de la cual habrán de derivarse nuestras relaciones con el mundo, ya sean:

Relaciones económicas
Relaciones laborales
Relaciones afectivas
Relaciones sexuales

No obstante, para algunos autores, la organización familiar venezolana posee unas características y especificidades que la diferenciarán de otras formas de organización familiar presentes en América Latina y el Caribe, más aún, existirá grandes disimilitudes con la organización familiar europea y anglosajona que se ha intentado erigir como el modelo de familia por excelencia.

La familia europea y anglosajona definió su entramado organizacional en torno a la reducida lógica de la familia nuclear, caracterizada por la relación conyugal, central y monógama, grupo de tipo íntimo y fuertemente organizado, constituido por el matrimonio y sus descendientes, en la que existe una imputación filial de tipo cognaticio y cuyo modelo de residencia es de tipo neolocal, donde:

Las condiciones de desarrollo de un sentido de la continuidad de las generaciones ya no existen, se conserva muy poco o nada la memoria de los ancestros y no hay preocupación por los descendientes; la familia de este tipo de sociedad se inscribe en un tiempo corto, solo interesan los íntimos. (Cicchelli, 1999, p. 47)

La familia venezolana por el contrario, su organización, modos interactivos, valoraciones, roles y status definidos dentro de ella, van a estar condicionados por la clase social, es decir, la organización de la institución familiar venezolana no es solo una, por el contrario, dependerá de la pertenencia de sus miembros a una determinada clase social.

La familia venezolana que en la actualidad conserva elementos comunes con la familia europea y anglosajona será aquella familia de las llamadas clases altas y media, las cuales poseen un significativo apego a la tradición y el conservadurismo, y que en lo que refiere su forma organizativa ha calcado las características de la organización familiar hegemónica, es decir, aquella de tipo nuclear.

La familia en las clases populares por su parte, se caracteriza por ser de tipo extensa, constituida por la pareja, los(as) hijos(as) y sus familias bajo una misma residencia, la cual puede comprender abuelos(as), nietos(as), hermanos(as), tíos(as), primos(as), entro otros, es decir, aquella donde convergen las denominadas en la teoría parsoniana como:

ü Familia de orientación, en la cual el individuo nace, crece y se desarrolla durante largos periodos de niñez y adolescencia, y donde por lo general ha de mantenerse hasta la llegada de un grado de madurez socio-económico que le permite la independencia; se compone generalmente de la madre, el padre y hermanos.

ü Familia de procreación, es la forma de organización familiar que el individuo funda a partir del establecimiento marital, alcanzado un nivel socio-económico independiente; constituida tradicionalmente por los cónyugues y su descendencia, y que han de constituir la unidad familiar de la adultez y la vejez.

Ahora bien, este hecho se hará manifiesto principalmente por dos elementos:

ü Por la sobrevaloración de los afectos en la institución familiar, dada fundamentalmente en Latinoamérica, y los estrechos vínculos afectivos existentes entre sus miembros, pues, “se considera que el afecto mutuo entre los miembros de la familia es la base de su solidaridad y lealtad” (Parsons, 1968, p. 52).

ü Producto del limitado poder adquisitivo de esta clase popular, y la imposibilidad de obtener vivienda y costearla de manera completa por parte de la nueva familia que se establece.

La familia en su concepción abstracta, inscrita en una lógica patriarcal, como así mismo, aquella desarrollada en Europa y Estados Unidos, en su generalidad se ha organizado en torno a la autoridad y dominio del padre; pues la masculinidad ha sido entendida incuestionablemente, condicionada y legitimada a partir de la función del hombre como <>, pues “esta obligación es la que justifica su relación de padre en la filiación: es el ´padre económico` (un aspecto débil del pater propicio), después de ser ocasionalmente el padre biológico o genitor” (Hurtado, 1999, p. 39-40).

Este proveer será de tipo:

ü Proveedor económico (y en consecuencia proveedor de seguridad y estabilidad para la familia)

ü Proveedor de satisfacción y felicidad emocional (de acuerdo al mito de cenicienta)

ü Proveedor de placer sexual (por ser el sujeto fálico)
En las clases altas y medias venezolanas el hombre, padre, poseedor de recursos y proveedor continúa teniendo autoridad, pues “la protección material incumbe al padre, ya responsable del sostenimiento de su esposa y la educación moral está a cargo de la madre” (Cicchelli, 1999, p. 80).

Así mismo, en otros casos, las familias de la clase media y alta se caracterizan por la corresponsabilidad en cuanto al aporte económico de los conyugues, y en muchos casos el ocio femenino, pues en estas clases la tenencia de recursos económicos estará estrechamente asociada a concepciones de tipo conservadoras, por esta razón, muchas mujeres de las clases medias y alta manifiestan:

Nunca haber trabajado
Trabajar posterior a la separación o fallecimiento del marido
· Han pasado a depender económicamente de los hijos

Claro está que a su vez muchas mujeres han asumido en grandes proporciones la manutención económica de su familia e hijos (as), el asumir de la autoridad, sin embargo, en estas clases económicas es un hecho más frecuente en una situación de ausentismo de la figura paterna; esto responde necesariamente al hecho de que el hombre se presenta como impedimento a la realización, académica, laboral y profesional de la mujer.

El hecho de que en la familia burguesa normal, sea el hombre quien posea el dinero, ese poder que reviste forma sustancial, y disponga acerca de su empleo, hace que también en la edad moderna la mujer, los hijos y las hijas sean los `suyos´, poniendo su vida en sentido amplio, en sus manos, y obligándolos a subordinarse a su dirección y su mandato. (Horkheimer, 2003, p. 130)

Ahora bien, ¿Por qué sucede ello?, ¿Por qué el hombre impide y dificulta el desenvolvimiento de la mujer? Podemos vincularlo a que la emancipación de aquel reducido espacio que se le ha asignado, se presenta para el hombre como una amenaza, se ponen en la palestra sus temores de perder o ver disminuida su autoridad familiar, asociando directamente la independencia de la mujer con la disminución de su masculinidad.

En las familias de las clases populares por el contrario es natural la corresponsabilidad en cuanto el aporte económico de los conyugues, producto del limitado poder adquisitivo de estos y las limitaciones para cubrir las necesidades básicas.

En nuestro país, el ocio de las mujeres de las clases populares es muy bajo, estas se verán en la necesidad de asumir la responsabilidad económica de su familia, convertidas en proveedoras, producto del ausentismo masculino-paterno, además de ello, “la madre administra la disciplina, reprueba el mal comportamiento, en sí es un símbolo de ´buen comportamiento` para el hijo” (Parsons, 1968, p. 57)

Será en las familias proletarias donde se hará presente con mayor énfasis el ausentismo paterno, y el debilitamiento o inexistencia de su autoridad, ya sea en su ausencia o presencia, hecho producto de su incapacidad de ser proveedor, y por tanto la perdida de dominio y autoridad sobre el grupo familiar.

Ahora bien, ¿Que motiva ese ausentismo masculino-paterno? ¿Es la irresponsabilidad paterna constitutiva de la idiosincrasia venezolana?

Es a razón de ello, que la familia venezolana de las clases bajas o populares tendrá dos variantes o formas de organización socio-familiar:

ü Familia monoparental, materna, aquella institución familiar en donde el hombre está ausente y la mujer sola a cargo de su organización familiar.

ü Otras donde si bien el hombre está presente se encuentra sujeto constantemente al riesgo de ser expulsado del núcleo familiar por su incapacidad de satisfacer las necesidades económicas, sexuales y afectivas de la familia y su conyugue.

Cualquiera que sea la forma organizativa de esta familia, sea en la familia burguesa, pequeño burguesa o proletaria; el poder y autoridad del padre vendrá dado por la capacidad de dar respuesta y satisfacer las necesidades de esta familia, es decir por su capacidad como proveedor.

En la forma organizativa de la familia burguesa, la mujer siempre tendrá la posibilidad de expulsar al hombre, pero esto significaría también una ruptura con el modelo, los valores y la moral instaurada, razón por la cual muchas mujeres se abstienen, como medio de evitación de la sanción social, pues, cualquier intento de emancipación femenina, de liberación de las actividades que le han sido atribuidas, serán sancionadas según códigos jurídicos y/o morales de una sociedad específica.

Ligado a estas sanciones será mediante instrumentos ideológicos como el instinto maternal y el amor romántico, que se intentará evitar la expulsión el hombre del hogar y el mantenimiento de la mujer a un rol arbitrariamente impuesto.

Conducta a su vez legitimada por:

Tradiciones de todo tipo, dogmas y ritos religiosos, imperativos morales, leyes y costumbres, convenciones del “saber vivir”, de la “civilidad” o de la etiqueta, estilos estéticos y reglas de las diversas formas de arte, (…) sistemas económicos de producción, de intercambio y de distribución, procedimientos técnicos e incluso tecnológicos, (…) todos esos fenómenos presentan el carácter común de ejercer sobre el individuo una presión. (…) Formas que el individuo encuentra ya establecidas, “cuyo origen ignora a menudo y ante las cuales puede adoptar dos actitudes: o bien conformarse o combatirlas. (Cuvillier, 1973: 100-101)

Será este proveer el que dará sentido a su masculinidad, por ello, el hecho de no proveer o ver disminuida su condición de proveedor económico, afectivo y/o sexual para con la mujer, supondrá un nudo crítico en la estructura organizativa de la familia, al contribuir significativamente a la merma de su masculinidad, materializada en a autoridad y dominio.

¿Podríamos entonces inferir que a partir de allí radica la férrea oposición de la patriarcalidad al trabajo femenino? ¿Radica allí la oposición a la búsqueda de la mujer de otras fuentes de afecto que no sea la pareja y los hijos (as)? ¿Deviene de allí la oposición del patriarcado a la homosexualidad por ya no ser el hombre el único proveedor de placer sexual, sino que también se ha convertido en receptor?

Este hecho en su conjunto va a presentarse a la heteropatriarcalidad como la pérdida del hombre en cuanto hombre tradicionalmente concebido, el hombre se ha diluido, ya no es hombre, solo queda su fantasma, en el contexto de una sociedad que ha pasado a prescindir no solo de él y su autoridad, sino también del escenario de ejercicio de ésta por excelencia, la familia.

La familia venezolana es distinta a la familia Europea y Anglosajona, es nueva, pero, pese a ello, predominan concepciones de carácter sexista, se mantiene y persiste el temor de la madre a la homosexualidad del hijo, la exaltación del falo y de la masculinidad, pues persiste el sexismo, como mecanismo fáctico de resistencia; el patriarcado se resiste al cambio, a la novedad, a la modificación de la estructura familiar y del papel de la mujer dentro de ésta, por lo cual habrá de exaltar y promover la necesidad del hombre en las institución familiar que ha pasado a prescindir de él.

Sin embargo, el patriarcado falonarcicista no acepta su caducidad y anacronismo, ataca e intenta frenar el cambio mediante la acentuación de los aspectos conservaduristas y represivos, por lo cual proporcional a mayores cambios y avances en la situación de los géneros y más específicamente de la mujer y su salida del sometimiento del hogar patriarcal, habrán de aumentar equiparable y significativamente las prácticas sexistas manifiestas en la violencia directa e indirecta.

En la familia europea y anglosajona, los lazos familiares se han perdido, sus miembros dispersados, la autoridad del padre ha declinado. La forma organizacional de la familia Venezolana por el contrario, a pesar del sistema que la engendra y la ha intentado socavar, mantiene estrechos lazos familiares, sus miembros se han unido, la autoridad del padre ha declinado, la de la madre se ha fortalecido, es por esta razón que, la familia al igual que otras instituciones socio-culturales deben ser “repensadas individualmente, rastreadas individualmente a través de los tiempos y de los pueblos, de las grandes y pequeñas individualidades” (Nietzsche, 1999: 32)

Dando paso y reconociendo que “se están dando cambios de gran importancia en el ámbito de la sexualidad, las relaciones, el matrimonio, los roles y la familia” (Giddens, 1999, p. 65) entre los que podemos considerar:

ü Las Familias Monoparentales constituida solamente por uno de los padres y sus descendientes.

ü Las Familias Homoparentales como tipo de organización familiar que comprende las vinculaciones exclusivamente entre personas del mismo género y sus descendientes.

Así mismo, el surgimiento de nuevos mecanismos relacionales de la sexualidad y la relación amorosa, como las uniones libres, matrimonio ambulante, y comunidades swingers, contribuirá a socavar más aún la institución familiar clásica pese a la pretendida continuidad de dominio.

BIBLIOGRAFÍA

Cicchelli, C & V. (1998) Las teorías sociológicas de la familia. Buenos Aires, Nueva visión.

Cuvillier, A. (1973) Introducción a la Sociología. Buenos Aires, Editorial la Pleyade.

Giddens, A. (19999 Un mundo desbocado. Madrid, Taurus.

Horkheimer, M. (2003) Teoría crítica. Buenos Aires, Amorrortu Editores.

Hurtado, S. (1999) La sociedad tomada por la familia. Caracas, Ediciones UCV.

Nietzsche, F. (1999) La Gaya Ciencia. Caracas, Monte Ávila Editores.

Parsons, T. (1968) La estructura de la acción social. Madrid, Editorial Guadarrama.

Read Full Post »

Por Leonardo Ariel Giugovaz

Hace 79 años Adolfo Hitler era electo canciller de Alemania. Preguntarse cómo fue que el nacionalsocialismo llegó al poder dentro de una supuesta legalidad democrática para luego construir uno de los regímenes más nefastos del siglo XX es de las preguntas más formuladas desde 1933. Tantas son las explicaciones que se hace necesario desentrañar una madeja de hechos demasiados complicados para un solo artículo. Aquí solamente trataremos de evaluar algunos de los rasgos más destacados en este proceso.

Unificación y desarrollo como potencia

Alemania está enclavada en el corazón geopolítico de Europa lo que la llevó a disputar históricamente con Francia e Inglaterra el liderazgo del continente. Promediando la segunda mitad del siglo XIX, 1870, para ser más exactos, se provoca un conflicto bélico con Francia lo que sería el catalizador perfecto para la resolución de una sucesión de disputas internas que decantarán en la monarquía parlamentaria comandada por Bismark representante del modelo militar prusiano. Con mano de hierro, Bismark construye una política que consagra al ejército como una casta por sobre el resto de la sociedad, conduciendo a Alemania a una puja irrefrenable por detentar el puesto de potencia hegemónica europea. En 1890 es desplazado por Guillermo II quien profundiza la apuesta llevando su política internacional a escala mundial. Sus consecuencias concluirán en dos guerras mundiales.

El imperialismo alemán surge tardíamente, y en este retraso se ve claramente aventajado por las otras potencias coloniales. Mientras por un lado los adelantos obtenidos por el desarrollo industrial se aceleran junto con la necesidad de encontrar nuevos mercados, tanto para la obtención de materia prima como para la colocación de mercancía, por el otro la sociedad se va encuadrando dentro de un orden castrense el cual va asimilando teorías que justifican ideológicamente la expansión y la represión a los sectores populares. Una de ellas es la Weltpolitik, que sostiene la expansión territorial como una etapa necesaria de todo organismo viviente y establece además una distinción entre los pueblos que tienen una misión civilizadora (kulturvölker) a la cabeza de los cuales se situaba Alemania, y los pueblos inferiores, a los que es lícito anexar dada su incapacidad para construir un verdadero estado (polacos, checos, magiares, eslovacos y lituanos, por ej.). Otras ideas que van engrosando el marco teórico necesario son el pangermanismo, o las que propone Hans Grimm, quien sostiene que los alemanes son un “pueblo sin espacio”, y las de Gobineau que afirma la desigualdad de las razas humanas. Comenzando la segunda década del nuevo siglo los ciudadanos son considerados como soldados y su virtud primera ha de ser la disciplina. Su objetivo era “modelar el espíritu alemán”.

Así mismo Alemania cuenta con una creciente organización del movimiento proletario. Los obreros se multiplican al ritmo de la proyección industrial. En este período la socialdemocracia concita la simpatía de los trabajadores que van nutriendo y ensanchando sus filas. Pero también es el período donde se producen interpretaciones ideológicas que resultarán decisivas en el accionar de esta fuerza años más tarde. Bernstein, uno de los dirigentes más encumbrados de la socialdemocracia, pone las bases de ruptura con la teoría marxista, impulsando la idea de que los cambios sociales solo se darán con el paso del tiempo sin la necesaria búsqueda revolucionaria de los mismos. Análisis como este van produciendo grietas en las organizaciones socialdemocratas de todos los países. Lenin, el representante más encumbrado de la Revolución Rusa, dedicó varios textos a estas interpretaciones calificándolas de desviaciones. Pero además en este avance de la socialdemocracia no solo encontramos obreros en su composición. Poco a poco van siendo desplazados de la dirección por jóvenes formados en las universidades que refuerzan estos postulados ideológicos y a su vez enriquecen una burocracia que concluirá aprobando la entrada a la guerra de Alemania.

La guerra del 14

Para 1914 el partido socialdemócrata es parte fundamental del Reichstag. Las decisiones que se tomen dentro de este órgano los tendrá como protagonistas fundamentales. Lejos de oponerse a las intrigas generadas por la casta militar, son cada vez más funcionales y permeables a las presiones. Esta debilidad irá profundizándose a medida que transcurra el tiempo. Por su parte la cúpula militar siente que es el momento de conquistar sus sueños imperiales poniendo en marcha los mecanismos tendientes a desatar la guerra.

Durante la guerra los industriales seguirán desarrollando sus fábricas y multiplicando sus ganancias. Pero a la par el proletariado también multiplica su número. Otro fenómeno que se puede observar es la brutal desigualdad entre estas clases sociales. Mientras los industriales multiplican escandalosamente sus fortunas los obreros son presa de los planes de racionalización. Por otro lado los campesinos logran soportar un poco mejor las iniquidades aunque este es el sector que más hombres ha destinado al conflicto.

El descontento se traduce en huelgas que desbordan ampliamente Berlín y se multiplican por todo el país. Los cabecillas terminan en el frente. A su vez se profundizan las contradicciones en la socialdemocracia lo que lleva a una ruptura que se plasma en la aparición de un bloque opositor el 18 de enero de 1917. Unos meses más tarde se funda en Gotha el Partido Socialdemócrata Independiente.

Pero el descontento se traslada también a las tropas (especialmente a la marina) debido a las penosas condiciones de subsistencia de los soldados antagónicas a las detentadas por la oficialidad. Se forman “comisiones de ordinario” que pronto pasan de discutir el racionamiento a la discusión por la paz causando una fuerte presión en el Reichstag. El movimiento es infiltrado lo que deriva en el encarcelamiento de numerosos integrantes del mismo y el fusilamiento de 5 de sus integrantes. Solo los Espartakistas apoyan hasta el final estos movimientos. Aunque son parte del nuevo partido en la práctica son casi autónomos representando el ala más radical dentro del mismo.

A esa altura la Revolución Rusa es un hecho, pero también un peligro potencial muy importante. Se generan movimientos de colaboración soviética que tomaran diversas formas. En este marco se difunden consignas que sostienen que la única solución para detener la matanza de los pueblos y alcanzar la paz es realizar una huelga general que paralice la industria bélica e instaurar a través de la revolución la República Popular Alemana. Se producen entonces huelgas por la paz sin anexiones. La brutal represión no se hace esperar. Las empresas afectadas son puestas bajo dirección militar y los huelguistas son tratados como criminales. En 1918 y luego de haber firmado la Paz de Brest-Litovsk, donde Rusia pierde 400.000 km2 casi la superficie de Francia, comienza una campaña tendiente a desacreditar a los soviets, desarrollada por el gobierno y los medios de comunicación en la cual participó el Partido Socialdemócrata. La casta de oficiales comienza a ver en los huelguistas (turbas rojas), demócratas y parlamentarios los responsables de la derrota.

Para mediados de 1918 la descomposición del estado se va acrecentando, solo falta la organización de una fuerza que pueda reflejar los intereses de las masas. La derrota de la guerra a causado un estado de conmoción en toda la sociedad. Soldados y obreros comienzan a organizarse. Pero la jerarquía militar no pretende resignar su lugar y a esta se suma el Partido Socialdemócrata y alternativamente el Partido Socialdemócrata Independiente. Por su parte los espartakistas promueven la revolución socialista. Sin embargo entre enero y marzo de 1919 los cabecillas revolucionarios serán capturados y asesinados. Entre ellos se encontraba Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht recientes fundadores del Partido Comunista Alemán. La revolución es barrida a sangre y fuego.

Varios pueden ser los errores atribuibles a la efímera revolución, pero lo cierto es que a partir de este momento el peligro rojo comienza a ser considerado dentro de las organizaciones burguesas y de derecha como el enemigo principal.

La posición antisoviética toma cada vez más cuerpo. Se expulsa al embajador soviético y se especula que si la posición que simpatiza con la URSS crece se pedirá la intervención a Inglaterra o EEUU para restablecer el orden. En las negociaciones del Tratado de Versalles los aliados plantean que Alemania se erija como un dique de contención eficaz contra los bolcheviques.

Pero ¿por qué los obreros siguen confiando del Partido Socialdemócrata? Tal vez por que durante años y años habían contado con ellos, depositando sus esperanzas, confiando en el partido y sus dirigentes que los defenderían contra el poder los patronos y las autoridades. Pero también se habían creado costumbres de orden y disciplina de las que se valieron los dirigentes partidarios.

República de Weimar

Durante el proceso de Weimar se incrementa la confusión y el antisemitismo mientras que la producción y la economía decaen. Se producen algunos contactos entre algunos grupos revolucionarios y la URSS, especialmente en Baviera, pero no prosperan. Es en este momento surgen grupos paramilitares conformados por militares y mercenarios que se encargaran de reprimir los movimientos sociales a sangre y fuego apoyados por la cúpula militar y sectores de derecha. Dentro de estos grupos ya son detectados algunos de los futuros dirigentes nazis como Himmler y Rudolf Hess, Von Epp y Escherich (fundador de la organización fascista Orgesch).

Por otro lado es también un período de fermentación ideológica. En medio de la confusión, la sangre y la miseria surgen los sueños por un futuro mejor. En ese caldo de cultivo se mezclan el pangermanismo, el nacionalismo, la vergüenza del Pacto de Versalles pero también la idea de una Alemania socialista.

Indudablemente los mercenarios pasarán a formar las filas de los partidos fascistas y racistas, mientras que los obreros se inclinaran por su sentimiento de clase. Pero por el momento la división no es total y se vislumbra un período de rico debate político e ideológico en donde todo podía ser posible. La campaña para salvar al alto mando del ejército de sus responsabilidades en la guerra alimenta el fervor nacionalista y patriotero.

Wisel, dirigente socialdemócrata, expresa en el congreso realizado por este partido el 14 de junio de 1919: “A pesar de la Revolución, las esperanzas del pueblo alemán han sido defraudadas. No hemos hecho otra cosa que proseguir la realización del programa inaugurado por el gobierno imperial del príncipe Max de Bade. Hemos conservado a los que dirigieron anteriormente nuestra vida política. Y el pueblo piensa que, en definitiva, un gobierno ha reemplazado a otro sin que los principios de gobierno difirieran del antiguo régimen. Creo que la Asamblea Nacional y nuestro gobierno serán duramente juzgados por la historia”.

El 24 de febrero de 1920 Hitler lee ante 2000 personas que participaban de un mitín en la cervecería Hofbräu en Munich el programa de su partido que tomaría su nombre definitivo en diciembre de ese mismo año: Partido Obrero Nacional Socialista Alemán. Así mismo en aquella ciudad pero en el mes de agosto se fusionan varias organizaciones secretas protegidas por la Reichswher (la cúpula militar), algunos funcionarios y financiadas por industriales y terratenientes.

Entre 1919 y 1920 la industria comienza a ocupar nuevamente una posición importante. Se quintuplican las exportaciones debido al bajo costo de producción. Los salarios pierden su valor. Las huelgas se incrementan llegando a movilizar en 1920 a 8,8 millones de obreros. Se desvaloriza la moneda llegando en 1922 a una quincuagésima parte del valor de 1914. Además los patronos se agrupan en organizaciones que favorecen las políticas de explotación mediante constantes presiones al gobierno.

1923 se destaca por ser un año especialmente convulsionado es conocido como “el año inhumano”. Gran parte de la burguesía se proletariza. Por otro lado la alta burguesía es cada vez más poderosa gracias a la baja de los precios que favorece a la exportación. Alemania es acosada económicamente pero además tiene que soportar la ocupación militar. Franceses y belgas penetran la zona del Ruhr con el pretexto de proteger una comisión de ingenieros. Esto provoca indignación y un aumento del sentimiento nacionalista. Se producen enfrentamientos y varios obreros son muertos las huelgas y manifestaciones se reproducen así como el apoyo internacional de los obreros de todo el mundo. Pero también es un aliento a las organizaciones fascistas y racistas que comienzan a tomar fuerza. Es el momento donde se produce un intento separatista dirigido por grupos de derecha y financiado por autoridades francesas para proclamar la “República de Renania” pensada como estado amortiguador entre Francia y Alemania pero vasallo de Francia. Luego del retiro de las tropas francesas los implicados son masacrados por las bandas paramilitares. El Partido Comunista comienza a crecer pero las organizaciones fascistas también logran reclutar gran cantidad de adherentes. Surgen nuevos teóricos desde la derecha Spengler, Günter y Möller van Den Bruck son algunos de ellos. El racismo y el nacionalismo siguen fuertes en el imaginario popular. En noviembre surge nuevamente la figura de Hitler comandando un intento de golpe de estado que sucumbe cuando algunos de sus aliados más importantes lo abandonan y es condenado a 5 años de prisión. Ya están con él Goering, Roehm, Himmler y Hess. Goebbels no tardará en unirse. En aquel momento ya contaban con 5000 hombres armados. Para 1926 el partido nazi se organiza definitivamente.

1924 es el cierre de un período de similares tentativas en Europa. Solo la URSS se mantendrá airosa. Los procesos en Polonia, Estonia, Bulgaria y Hungría han fracasado. Sin embargo la derecha avanza en el continente. En Italia desde 1922 se ha instalado la dictadura fascista.

Teniendo en cuenta esta situación la Internacional Comunista recomienda al Partido Comunista Alemán poner fin a las disputas con los socialistas. Pero esta recomendación no logra ponerse en práctica.

Las imposibilidades planteadas por el Tratado de Versalles en lo concerniente al rearme llevan a Alemania a utilizar una estrategia de extranjerización para dicho propósito. Varios países europeos son empleados para producir armamento y realizar entrenamientos militares. Más tarde se descubrirá que en España se produjo por lo menos un submarino.

En 1929 los nacionalistas crean un frente para atacar el nuevo Plan Young que ata a Alemania a un tributo que debía durar 59 años.

En medio de las convulsiones económicas y sociales, las ataduras plasmadas por los diferentes acuerdos realizados (Pacto de Versalles, Plan Dawes y el Plan Young) y el peligro soviético fundamentalmente, los industriales y la cúpula militar comienzan a ver en Hitler y su partido una defensa contra el comunismo.

La propaganda nacionalista que pone a todas las penurias en la acción extranjera y en dentro del país al “sistema”, los judíos y los marxistas.

Gracias a la caída de la bolsa en octubre de 1929 y la retracción de los capitales norteamericanos los desocupados que superan los 2 millones llegan a ser más de 6 millones a fines de 1931. 18 millones viven de subsidios. 20 millones con salarios reducidos a la mitad. 1,5 millones de desocupados son jóvenes. En ese contexto los industriales se oponen a cualquier ayuda económica para el pueblo. El estado “republicano” se va diluyendo en acuerdos y modificaciones parlamentarias. La actividad parlamentaria se va reduciendo. Pero los gastos militares, que son secretos y no son discutidos por el parlamento, no se tocan.

La maquinaria para catapultar a Hitler ya estaba en marcha. Con discursos demagogos van aumentando su popularidad. E. Vermil escribe: “su supuesto socialismo ha sido un ardid destinado a poner el trabajo Alemán al servicio del patronato industrial”.

A su vez el Partido Comunista y los Socialdemócratas no logran poner un freno a los Hitleristas. Sus estrategias los alejan cada vez más y van despejando el camino a los nazis. Los socialdemócratas ponen en práctica la política de tolerancia con consecuencias nefastas. Clara Zetkin en su discurso ante el Reichstag (30/8/1932) señala: “la política del mal menor ha reforzado en los reaccionarios el sentimiento de su poderío y ha dado y sigue dando como resultado un mal mayor, el más grande de todos, que es el de habituar a las masas a la pasividad. Y el parlamento pierde importancia para la lucha de clases del Proletariado”.

Se suceden fugas de capitales y sucesivas quiebras de sectores importantes de la economía y parece que el sistema está al borde del derrumbe. Hitler con el apoyo de militares, industriales y financistas presionan al gobierno y a Hinderburg para realizar un cambio de gabinete.

A partir de este momento las intrigas, las operaciones de todo tipo y los asesinatos políticos fundamentalmente de comunistas, comenzaran a ser moneda corriente. Los socialdemócratas son desplazados de sus puestos estratégicos y la derecha va completando la encerrona. El camino ya está allanado, Hitler dispone de todos los recursos necesarios para llegar al poder. Detrás de él se encolumnan todos los sectores reaccionarios y la derecha clásica. En 1933 asumirá como canciller y poco tiempo más tarde se concentra en él la suma del poder total.

Como vemos son varios los factores y aquí solo exponemos unos pocos, pero estos nos hacen ver que a la tan evidente alteración socioeconómica se le suma la necesaria aniquilación del movimiento revolucionario encarnado en el Partido Comunista agitador permanente de huelgas y luchas contra los explotadores y los asesinos que con tanto desparpajo formaban las filas paramilitares de las SA y las SS apoyados por la burguesía y los militares. Pero también se percibe la vigencia de las ideas expansionistas que no son de ninguna manera obra de Hitler sino de una burguesía militarista que tiene a Bismark, Gullermo II y Hindemburg como héroes nacionales.

Read Full Post »

Socióloga Esther Pineda G.

estherpinedag@gmail.com

 

La modernidad apremia cambios, la apertura a nuevos destinos, surgen nuevas problemáticas sociales (reales o inducidas), como también nuevas formas de solapar la desigualdad; en una sociedad inmersa en un modelo político y económico de corte liberal, donde el lujo, la vanidad y el status apremian, las necesidades básicas e imprescindibles de la mayoría de la población son pospuestas y a menudo olvidadas. Como bien sabemos, dicho modelo económico se ha pre configurado y orientado no a la satisfacción de las necesidades básicas de los individuos sino a la creación y promoción de necesidades nuevas, secundarias y prescindibles. Entre estas necesidades básicas, la más apremiante será la satisfacción del hambre, hambre históricamente asesina de nuestros pueblos oprimidos producto de la explotación y la monopolización de los recursos en pocas manos, hambre que ha menguado las capacidades de los individuos, invalidando, limitando, y excluyendo; hambre que ha llevado a los sujetos al trabajo explotador, alienante, castrante y reductivo como único medio para la insuficiente y deficiente satisfacción de las necesidades básicas. Sin embargo, el sistema capitalista históricamente ha negado el hambre, argumentando que esta es producto de la incapacidad de los llamados pueblos del tercer mundo, ligada a nuestra herencia étnica. Se nos dirá que somos un pueblo atrasado, incapaz de satisfacer nuestra hambre, la que el sistema sembró en aquellas tierras expoliadas, hambre a la que fuimos condenados mediante la manipulación y explotación de nuestros recursos, hambre de nuestros pueblos que alimentó a nuestro opresor. No obstante, el sistema pretende quitarnos ese castigo que fue privilegio nuestro durante siglos, el hambre deja de ser monopolio de los pobres. ¿Parece casual el creciente impacto de la anorexia, la bulimia y los múltiples trastornos alimenticios emergentes en nuestras sociedades? Parece por el contrario un mecanismo del capitalismo para desviar la atención de esa hambre producida en el seno de la inequidad económica. Pero ¿Es posible comparar el hambre producida por la necesidad apremiante y la imposibilidad de satisfacerla por la ausencia o escasez de recursos, con aquella hambre producida por elección en quienes tienen diversidad y abundantes recursos alimenticios? Si bien es innegable el carácter patológico y sociopático de los desórdenes alimenticios, es posible identificarlos como patologías surgidas en el curso y desarrollo de la dinámica social moderna, como patología inducida, mecanismo solapador del hambre real emanada de políticas económicas perversas y devoradoras. El sistema ridiculiza y promueve el asco por los modos alimenticios alternativos desarrollados por los pueblos para la satisfacción de sus necesidades, al mismo tiempo que trivializa el hambre; le será dada mayor cobertura e interés a la pérdida de peso y trastornos alimenticios de las estrellas de Hollywood que los altos niveles de morbilidad infantil producto de la desnutrición e inanición por la intrincada pobreza en los distintos lugares del mundo. De esta forma, al ser colocada la atención en aquellos que se privan y restringen de las bondades alimenticias ligado a intereses estéticos, es posible desviar la atención de los millones de niños, niñas, adolescentes, hombres y mujeres que mueren por la inequidad de un sistema que convirtió el hambre en comercio, la alimentación en un lujo, y el comer para mantener la vida un privilegio. ¿Es entonces la anorexia y la bulimia un ejercicio libre de voluntad producida por patologías psicológicas o por el contrario una sociopatía económicamente inducida? El sistema ha comercializado el hambre, nos dirá cuando y como tener hambre, que y como debemos, queremos y podemos comer, no obstante, el hambre, la alimentación, la salud y la soberanía alimentaria de los pueblos no es una opción.

Read Full Post »

Que haría Sainte Colombe ante la noticia infausta?. Y Marín, aquel aprendiz de viola da gamba que de viejo entendió que la música no era esa florida y agradable armonía aceptable a los oídos de reyes u otros parásitos?. Que lágrimas puras y densas derramaría Madeleine, hija mayor del sieur de Sainte Colombe, enamorada del amor y muerta de él, ante la desolación de esa pérdida irrecuperable?. Que harían ellos y todos los demás, que habrían de balbucear?. Porque ha muerto Monserrat Figueras, y las mañanas del mundo están llorando. Como los laúdes que todavía quedan, y las thiorbas, y los clavecines de martillos de plumas y los violines y violas da gamba y las voces, esas voces que colectivamente inundan de vida a la muerte y de muerte a la vida que necesita de la muerte para sentirse viva. Lloran las mañanas del mundo ante la partida de Monserrat, toda albricia y simpatía, penetrando en mi corazón hasta el llanto cuando en el ya gastado CD irrumpe su dulzor y desgarro en la Segunda Lección de Tinieblas de Couperín. Lloran las mañanas del mundo ante la partida de aquella voz que emociona Con que la Lavaré o entibia mi alma a través de los romanceros cortesanos de la Cataluña, la España y la Europa medieval, renacentista y barroca, o de los cantares y decires de la judería en la iberia pre inquisitorial. Ha muerto Monserrat, que vió la luz en Bellaterra, Barcelona, un 15 de marzo de 1948. Hija de celista, enamorada de la música medieval, renacentista y barroca, estudió en el grupo Ars Musical, donde conoció a fines de los años 60 al violista da gamba Jordi Savall, con quien se casó y tuvo a Arianna y a Ferrán, ambos músicos. Junto a él estudió en Basilea casi veinte años, regresó a Cataluña y ambos fundaron el grupo Hesperion XX, que interpretó el repertorio musical hispánico y europeo anterior al siglo XIX, el Coro Real de Cataluña y la orquesta Le Concert Des Nation, además de la compañía discográfica Alia Vox. En el 2008, esos juglares del asfalto y la historia fueron denominados por la UNESCO –institución de la ONU aborrecida por EE.UU., quien hace pocos días cortó sus fondos luego de reconocer al Estado Palestino, y por la camarilla ultraderechista israelí, -Artistas por la Paz. Todas las mañanas del mundo, que ahora lloran la pérdida de Monserrat, son algo mas que un hermoso filme estrenado en 1991. En ellas se redescubre la hermosura de la viole, de la dignidad y el virtuosismo de un Sainte Colombe, que incorporó al instrumento una séptima cuerda para realzar su gravedad, de Marín Marais, su discípulo, autor de varios libros para esa septicordia herramienta de homologar las voces humanas, de Francois Couperín y sus magistrales cantos duales. Monserrat y Jordi hicieron el sonido del filme, y recrearon, a través de las obras de Sainte Colombe, Marais, Couperín, también Lully, para el gran público, a todos aquellos olvidados – como Vivaldi, Bach y otros-que hasta los años 30 del pasado siglo fueron ignorados o interpretados al estilo clásico o romántico, siéndoles castradas sus esencias camarísticas. Cierta vez, en la Academia Bach, mi hija Florencia, que contaba en ese tiempo con 11 o 12 años, entrevistó a Monserrat Figueras para un periodiquito que dirigía en la escuela primaria. La simpatía y humildad de Monserrat para con esa niña que preguntaba con avidez todo lo que pudiera imaginarse se conjugaron con su posterior actuación, magnífica, que, junto a Jordi y sus músicos, hizo estallar varias veces la sala – una iglesia evangélica ubicada en Av. Rivadavia al 4 mil y pico- en aplausos. Nunca olvidamos ni olvidaremos, Florencia y yo, esa noche. Hoy, a los 63 años, en la madrugada del 23 de noviembre, Monserrat nos dejó. Pero no su recuerdo, ni su sonrisa, ni su voz, que sigue conmocionándonos hasta la médula Adiós Monserrat, hasta siempre. Todas las mañanas del mundo hoy están llorando. Nosotros lloramos con ellas.

Read Full Post »

ESTAN QUE TRINAN

Por Jorge Luis Ubertalli

A fines de agosto pasado, quien esto escribe sostenìa, en cuanto a las conspiraciones a llevarse a cabo contra gobiernos no afines al imperialismo norteamericano y hablando específicamente de la Argentina: “Formando parte de la ‘cultura’ de la clase media, la ‘corrida’ hacia el dòlar ante crisis reales o virtuales es elemento del folklore local. Hoy, los voceros de la prensa conservadora anuncian corridas y ponen sobre el tapete la ‘credibilidad’ del paìs en relaciòn con la economìa y las finanzas por cuanto, según sus voceros, se halla aislado del mundo. Aunque el dòlar es hoy un simple papel pintado por el cual nadie cuerdo en el mundo dà crèdito, aquì sigue siendo el fetiche de las inversiones. Ademàs de los grandes empresarios golpistas de vieja data, de los especuladores grandes y otros, contribuyen a la corrida hacia el dòlar infinidad de hormigas de la especulación que hacen negocios con la divisa verde” (“Movidas de Piso”, del autor, en Alainet.com. 31 de agosto).
Hoy, esas corridas, al calor del triunfo contundente de Cristina Kirchner en las ùltimas elecciones y su futuro encuentro con Barack Obama en Francia, estàn a la orden del dìa. Desde sus anuncios multimediáticos sobre una supuesta catàstrofe que se producirìa a partir de la decisiòn oficial de controlar las compras de dòlares – ‘catástrofe ‘que incluye el acaparamiento de dólares por parte de los exportadores-, tendientes a producir una suba artificial de este inflado papel en consonancia con una devaluación del peso, hasta la desopilante definición del empleado de la consultora Economìa & Regiones, Mario Sotuyo, quien sostuvo sin sonrojarse que: “La fuga de capitales actùa como un alivio contra la inflación y sirve en la medida en que le saca leña al fuego, porque se trata de millones de pesos que se destinan a la compra de dòlares y no se vuelcan al consumo” (La Naciòn, Economìa & Negocios, 31 de octubre), los dueños de los instrumentos ‘formadores de opinión pùblica’ estàn atacando con municiòn gruesa. Y no es para menos. Las medidas gubernamentales que obligan a liquidar en el paìs las divisas obtenidas por los grandes hurgadores de tesoros ajenos transfigurados en emporios multinacionales mineros y energèticos, y otras que intentan neutralizar las ‘corridas’ de divisas, los han puesto de muy mal humor, màxime cuando sus auspiciantes culturales, econòmico/financieros, polìticos y militares norteamericanos planean reestablecer vìnculos “maduros” con nuestro paìs.
Pues bien. A fin de no aburrir al lector con más palabras, diremos que:

1) Desde que se detectó en agosto del pasado año el arribo de un aviòn militar norteamericano que traìa armamento no declarado y que en esa oportunidad fuè devuelto a EE.UU., operación que se repitió nuevamente en febrero de este año, cuando funcionarios norteamericanos intentaron ingresar al país clandestinamente armamento, drogas (heroìna y otras), GPS de alta sofisticaciòn y elementos tecnològicos conteniendo còdigos secretos, y que fue desbaratada y denunciada por el propio Canciller Timmerman, algunos analistas consideran que el armamento y las vituallas neutralizadas en dos oportunidades podrìan haber sido destinados a aprovisionar a paramilitares vinculados con càrteles de narcos (como los Zetas en Mèxico) que se especializan en crear condiciones para provocar ingobernabilidad. Teniendo en cuenta que en el paìs y desde hace un tiempo ya opera el càrtel de Juàrez – cuyos custodios son los Zetas- y considerando como antecedente la ya nombrada en otros artìculos de este autor( ver “Movidas de Piso”, ya citado) “operación Ràpido y Furioso”, que consistiò en introducir clandestinamente armas de grueso calibre a Mèxico por parte de organismos del gobierno norteamericano a fin de aprovisionar a paramilitares y narcos, no serìa improbable que en nuestro país se pretenda aplicar la táctica de “la zanahoria y el garrote”, ya especificada a fines de los años 40 del pasado siglo por el fundador de la CIA Sherman Kent ( ver su volumen “Inteligencia Estratègica”, editorial Pleamar, 1976), destinada a “apretar” gobiernos/ y o voltearlos de acuerdo con los intereses de EE.UU. Golpear, haciendo imposible gobernar, para después negociar en funciòn de obtener prebendas, forma parte desde hace añares de la polìtica del país del Norte, que ahora, a travès de la reuniòn de Obama con Fernàndez de Kirchner, pretende recrearse.

2) El encuentro de Obama con Cristina Fernández de Kirchner tendrìa tambièn como finalidad, según informa el diario La Naciòn, vocero no oficial de la Embajada, neutralizar los intentos de Argentina de mantener relaciones normales con Iràn, país considerado como terrorista, antediluviano y causante de la voladura de la AMIA. Esta polìtica, consonante con la de Israel , forma parte del arsenal propagandìstico utilizado para demonizar a Iràn y a todo aquel que se oponga al expansionismo israelì con el ròtulo de “antisemita”, entre ellos el propio Canciller Hèctor Timmerman, judìo de pura cepa, quien, dìas antes de intervenir en la detenciòn del cargamento armamentìstico/ droguistico y de aparatos de inteligencia que se pretendìa introducir al paìs en febrero pasado, argumentò que Obama habìa desechado visitar Argentina en su último viaje a la región porque el gobierno no estaba dispuesto a adquirir armas de EE.UU. El 1 de febrero, 13 dìas antes de descubierta la operación de trasiego clandestino de armas yanquis al paìs, el canciller Timmerman declarò que la “desconfianza” de EE.UU. hacia nuestro paìs se debìa precisamente a la negativa oficial de adquirir armamento norteamericano. “La Argentina no quiere ser comprador”- manifestò el Canciller en ese momento. “Nadie come bombas atòmicas, y a mì no me sirve de nada comprar armas, a la gente en Argentina ¿Qué le vamos a dar, armas para que coma?”. Se supone que tal posición de la Cancillería hizo que el propiciador de la entrevista entre Obama y Fernández de Kirchner que se llevarà a cabo en Parìs esta semana, Dan Restrepo, funcionario del Consejo Nacional de Seguridad de EE.UU., pretendiera excluir a Timmerman de la organización del encuentro, lo que al parecer no dio resultado.

3) Siempre según el vocero mediático no oficial de la Embajada, la entrevista de Fernàndez de Kirchner con Obama “abrirìa una nueva etapa en la relaciòn bilateral” en funciòn de que ambos paìses “pudieran trabajar codo a codo para un provecho recìproco”. Un símbolo, siempre según La Nación, de los provechosos acuerdos de Argentina con EE.UU. lo constituiría el “convenio de exploraciòn satelital de la Tierra”, llevado a cabo durante la reciente visita al paìs del administrador de la NASA, Charles Bolden. Tanta albricia, sin embargo, no sirve para ocultar que a mediados de los años 90 y durante la administración Menem los EE.UU. presionaron para que se desactivara el vector Còndor, que enviarìa al espacio el satèlite SAC I, cuyo instrumental y carcaza habìan sido diseñados por el Centro Espacial San Miguel de la Fuerza Aèrea Argentina , quien recopilaría en forma total los datos recogidos. Desactivado el Còndor, el satèlite SAC I fuè recreado como SAC B, cuyo instrumental, armado en EE.UU., obtendrìa datos en el espacio que serìan receptados en Vanderberg, estaciòn californiana de la NASA.

4) La relaciòn militar con EE.UU. vuelve a estar en la cipaya mentalidad de los panegìricos mediàticos del norteamericanismo. El vocero oligárquico local del 31 de octubre informó que el gobierno argentino, en el marco de la reuniòn Fernández de Kirchner- Obama, aceptarìa la reanudaciòn de ejercicios militares conjuntos con EE.UU., quien coordinarìa los mismos, y otros paìses, en nuestro territorio. Si esto fuera cierto y el ejercicio Gringo Gaucho, planeado según el matutino de marras para el pròximo año, se llevara a cabo, la administración local habrìa dado un paso atràs en relación con la nueva doctrina militar diseñada para la región por los gobiernos que suscribieron la UNASUR. Como se sabe, cuando los gringos llevan a cabo “ejercicios combinados” exigen inmunidad para sus soldados, o sea que si cometen alguna falta o delito en el paìs anfitriòn sòlo pueden ser juzgados en su propio paìs. Por otra parte ¿para combatir a quien se realizan ejercicios combinados con EE.UU. y países de la OTAN, como Francia, que hace poco tiempo bombardearon durante meses a Libia y asesinaron a miles de habitantes, incluìdo el propio presidente Gadafi, en el marco de “operaciones humanitarias”, reduciendo a ese paìs a escombros y reconvirtièndolo en una colonia de “occidente”?. ¿ O el Consejo Sudamericano de Defensa, instancia militar de UNASUR, no se pergeñó para despegar a las Fuerzas Armadas de la región de las tácticas y estrategias guerreras norteamericanas, diseñadas desde la creación de la Junta Interamericana de Defensa (JID) y su Colegio Interamericano de Defensa (CID) para servir a los intereses del imperialismo?

Los norteamericanos y sus mandados locales estàn que trinan. Ante la crisis mundial capitalista pretenden ejercer aquí, como en otras partes, la guerra econòmica, polìtica y psicològica a fin de obligar al gobierno a ceder ante sus demandas de alineamiento y sumisión, o hacerle la vida imposible hasta que afloje o sucumba.

Esperamos que la unidad, la movilización, el armamento y la vigilancia de los pueblos y gobiernos de Nuestra América neutralicen los designios del poder oligàrquico-imperialista en el marco de la construcciòn del Poder Popular, y convierta sus trinos en gemidos de impotencia.

Read Full Post »

Older Posts »